sábado, junio 27

Oriente se congela

2 ideas
Ha llegado el día. No queda nada en la despensa... La pizza precocinada se extinguió ayer. Eso quiere decir que llega la noche temática del congelado-precocinado chino!!! Siempre queda la opción de hacer la llamada al "Buda Feliz" para que nos traigan un menú, pero si queremos montar nuestra propia cena temática, hay varios elementos fundamentales a considerar:

Fideos chinos instantáneos. Son el legado, junto con la piña de lata, de mi repertorio culinario en mi estancia por Madrid. Aunque en un principio pensaba que era una porquería reunida que jamás probaría, no hay nada como tener hambre para devorar la cena de otro. Y así, mangando la cena de mi compi, luchando por mi supervivencia, descubrí los fideos chinos "Kung- Fu".



Aunque pensaba que nunca los encontraría si no me los vendía mi fiel amiga "Conichi" de la tienda jartible que no cerraba ni aunque fuera el día de Santa Gueisha (Gracias por salvarme de tantos apuros Conichi, mientras los españoles tendemos a celebrar hasta el día de la primera menstruación tu siempre aguantabas en tu tienda para que pudiera comprar un paquete de pan Bimbo) pude reencontrarme con ellos en Hipercor. Ya se que tienen una pinta un tanto chunga y que parece que los he sacado de una tienda de importación de todo a 1 euro pero estos fideos cada vez están teniendo más importancia y si no ya me contareis.

Los hay de varios sabores, pollo, gamba y ternera y cada sobre viene con dos bolsitas con una leyenda en chino que seguramente pone algo terrible y amenazador que no consigo descifrar y que es la que le da el sabor a los fideos. Seguramente si los hiciera Frudesa o Gallina Blanca (de hecho ya los han hecho) perdería toda la gracia porque no son tan auténticos y no podrían englobarse dentro del apartado "Comida temeraria made in Taiwan".

Para prepararlos: se ponen en un bol y se echa 2 tazas de agua hirviendo con los sobrecitos (yo sólo le pongo 1 porque queda demasiado caldo), seguidamente se tapa y se espera 3-5 minutos. También se pueden cocer directamente en agua hirviendo 2 minutos.

Para que no quede tan sosito también se le pueden añadir más cosas, por ejemplo yo se los echo a la carne guisada que me hace mi madre (espero que ella no lea este blog porque nunca lo entendería: SACRILEGIO!!!, diría, pero es que está muy bueno). También se lo puede currar uno un poco con unos puerros, zanahorias, pimientos y gambas:

Cortar los puerros y las zanahorias en rodajas y los pimientos verdes en tiras y saltearlos en el wok con un poco de aceite; añadir las gambas y sazonarlo con sal.

Preparar la pasta tal como se indica en el embalaje. Yo le cambio la bolsita de polvitos con sustancia X por un poco de Curry.

Retirar el wok del fuego y añadir la pasta.

Rollitos de primavera. Los rollitos de primavera precocinados son más conocidos porque llevan más tiempo en los frigoríficos de los supermercados. Yo recomiendo los de Mercadona que no están nada mal pero recomiendo ir probando marcas porque creo que ni los mismos chinos se han puesto de acuerdo en decidir a qué saben sus rollitos, basta con ir a un par de restaurantes diferentes para darse cuenta.

Los de Maheso, como todos los congelados que hace esta marca, están buenos también (veánse sus mini croquetas de jamón) pero hay a quién no le gusta u opina que tienen demasiada masa y prefieren los de marca blanca.

Modus operandi: se fríen en nuestra fiel freidora.


Arroz 3 Delicias: Este es otro de los clásicos entre los congelados. La idea original: arroz, guisantes, zanahoria, jamón, gambas y tortilla. Cuando esta idea pasa a ser congelada la verdad es que pierde bastante pero no importa si queremos terminar pronto.


El clásico arroz de Frudesa, ahora se llama Salto, no está mal aunque el de Mercadona u otro de marca blanca tampoco anda muy lejos. Para mí el único inconveniente es el sabor de las gambas, de hecho me entretengo en quitarlas porque eso si que no es una gamba, vale que lo demás tampoco es muy autentico, pero para mí lo de las gambas es algo insalvable. Así que yo pongo un aceite y aveces un poquito de cebolla para que tenga un poco más de sabor y sal.

En fin, oriente se acerca de múltiples maneras y esta es una de ellas: occidentalizando su cocina tradicional hasta dejarla en algo básico y sencillo para cenar, aunque parece que no soy la única que no ha entendido muy bien las instrucciones de como preparar sus platos...

viernes, junio 26

A Michael

2 ideas
Desde Dinnerland gracias por todo Michael!


martes, junio 23

Hamburguesas de 120 euros

1 ideas
Uooooo! Hablando de hamburguesas pijas. Me quedé sin calificación para la THE Burguer que ha sacado Burguer King... Merecedora de 120 euros... A esta gente lo de hamburguesa pija se les quedó corto! Tomen nota.

No, no es una consecuencia del alza de precios de los alimentos. Pagar 120 euros por comer una hamburguesa es sólo la última extravagancia de la creciente moda de lo exclusivo, llevada al límite.

Aunque, en esta ocasión, el que quiera hacerse con la joya de la corona de la comida rápida (ya alardea de ser la hamburguesa más cara del mundo) deberá acudir a un lugar tan poco esnobista como una sucursal de Burger King.

La cadena de restaurantes ha elegido Londres, una ciudad donde el alto precio de la comida parece no ser a veces un problema para sus habitantes, para presentar el producto. Desde hoy, se podrá adquirir en el establecimiento de Gloucester Road, en el barrio de Kensington.
Y a partir de mañana, podrá reservarse por teléfono, ya que la exquisitez de los productos que van entre los dos panes así lo requiere. Entre otros, los 'gourmets' que se inclinen por este plato disfrutarán de ternera 'Wagyu' -una de las variantes más selectas de la carne de Kobe-, jamón ibérico español o sal de roca rosa del Himalaya. El invento se ha bautizado como 'THE Burger', y todos los ingresos derivados de su venta serán donados a la obra benéfica Capital 95.8 Help a London Child.

¿Llegará esta hamburguesa a España? Sólo si los consumidores lo solicitan. Para ello, Burger King ha habilitado el teléfono gratuito 900 800 385 para conocer la acogida de los españoles más carnívoros a este nuevo producto. En función de la respuesta obtenido, la cadena decidirá su comercialización.
A partir de ahora, habrá muchos que se acuerden de Burger King para decir aquello de "conozco dónde dan la mejor hamburguesa de la ciudad". El problema será poder pagarla.

Para los que quieran montarse su propia THE Burguer de 120 euros recuerden que necesitarán:

Ø Ternera Wagyu a la parrilla
Ø Trufa blanca
Ø Pan espolvoreado con azafrán iraní y polvo de trufa blanca
Ø Lonchas de jamón Pata Negra
Ø Pajitas de Cebolla Champán Cristal
Ø Vinagre Balsámico de Módena
Ø Canónigos
Ø Sal de Roca Rosa del Himalaya
Ø Mayonesa de vino blanco orgánico y chalota


Descripción de sus ingredientes

Filete de Ternera Wagyu a la parrilla:
El filete de ternera Wagyu que se derrite en la boca, contiene un 2% de materia grasa. Se prepara a la parrilla para que conserve su suculento sabor y jugos naturales.

Trufa blanca:
La trufa blanca ha sido seleccionada por su estacionalidad, rareza y sabor suntuoso. Sólo se emplea una pequeña cantidad para evitar que eclipse otros sabores.

Pan espolvoreado con azafrán iraní y polvo de trufa blanca:
Obtenidas de los estigmas secos de la planta de azafrán púrpura, las hebras de azafrán iraní son molidas para lograr un fino polvo dorado y perfumado que se utiliza para impregnar el pan acompañado de polvo de trufa blanca. Al tostarse, el pan libera un sabor pleno y aromático que complementa al resto de ingredientes de THE Burger.

Lonchas de jamón Pata Negra:
El jamón de Pata Negra proviene de cerdos de pura raza criados con una dieta a base de bellotas durante el periodo de engorde, lo que proporciona a su carne una tierna textura junto a un sabor salado y con cuerpo.

Pajitas de Cebolla Champagne Cristal:
Se ha utilizado el dulce y suave sabor de las chalotas banana para equilibrar el intenso gusto de las trufas. Cortada en finas y largas hebras, las pajitas de chalota se rebozan en una tempura helada Champán Cristal que les proporciona un sabor delicioso y crujiente.

Vinagre Balsámico de Módena:
De sabor dulce y complejo y textura suave similar al jarabe, el vinagre balsámico de Módena riega ligeramente el Pata Negra a fin de crear una combinación de sabores ácido, y dulcemente salado.

Canónigos:
Los canónigos tienen unas hojas largas y oscuras con forma de cuchara y un característico sabor fuerte y picante que complementa al resto de ingredientes de THE Burger.

Mayonesa Orgánica:
La mayonesa a base de vino blanco e impregnada de chalota es lentamente reducida para extraer la personalidad de los sabores.

Sal de Roca Rosa del Himalaya:
La sal de roca rosa del Himalaya tiene hasta 700 millones de años de antigüedad y se añade ligeramente al filete de ternera Wagyu para reforzar aún más el intenso sabor de la carne.


Hamburguesa pija

1 ideas
Hoy he cenado una hamburguesa pija. Es algo muy especial porque deja un lado el mundo del tranchete, la cebolla y el grasiento bacon para aproximarse a otros ingredientes más seleccionados.

Como siempre, hay que pasar de ponerse a hacer la hamburguesa con carne picada y todo el lío, habrá en este mundo madres abnegadas (como la mía misma) o cocineras exigentes que posean en su recetario el secreto para convertir medio kilo de carne picada en sabrosas hamburguesas, pero esa no es la filosofía de este blog. Yo opto, también por recomendación materna, por hamburguesas frescas de Frimancha, si no pues por hamburguesas mixta de cerdo y ternera o por hamburguesas de cerdo ibéricas (pero eso es para primeros de mes cuando cobro).

Necesitamos:
Bandejita de hamburguesas
Bollo de la panadería
Huevo
Canónigos (tu insípida plantita amiga)
Loncha de queso semi-curado
Cebolleta
Tomate

"A la parrilla saben mejor". Tengo en mi haber una sartén-parrillita para estos menesteres. Tiene unas rallas por las que se va colando el jugo que suelta la carne y quedan muy bien hechas. El huevo es fundamental hacerlo en una sartén antiadherente sin aceite, por la cara A y por la cara B como un disco de vinilo.

Llega el supermontaje: Pan - carne - huevo - queso - canónigos - rodaja de cebolleta cruda - rodaja de tomate - pan. Ketchup y mostaza. También se puede colocar un lonchita de jamón serrano pero no lo recomiendo porque si no es del bueno bueno suele dar problemas a la hora de darle un bocado a la burguer...

También hay otras opciones para hacer una hamburguesa sublime y es cuestión de ir experimentando. Si a alguien se le ocurre algo más para mejorar rápidamente este platillo que lo añada ahora o calle para siempre.

Hay otros que deciden mejorarla ampliando su perímetro... madre mía que cosas!




domingo, junio 21

Experiencias Para-Anormales

0 ideas

Hoy he tenido una experiencia Para-Anormal en un restaurante cercano a mi mansión. Sí, lo se, no ha sido cenando, ha sido almorzando pero no os voy a engañar, es que esto entraba dentro de mi anecdotario imprescindible sobre comer fuera.

Bien, hemos llegado al restaurante y tras una confusión con una carta a la que le faltaban un par de hojas (de seis que tiene) y una camarera un poco "lenta", pedimos el vino de la casa a una nueva camarera más dispuesta. Esta nos comenta que va acompañado de queso curado y al pedirle que me cambie el "premio" porque ni a mi partner, con el que fui a comer, ni a mi nos gusta el queso curado, pero nos dijo que ella lo traía igual y no había cambio.

La camarera dispuesta nos pone la botella de vino en la mesa pero no nos sirve la copa porque según nos confiesa luego, su compañera (la "lenta") es muy torpe y ayer derramó el vino así que como no quería mancharse decidió que no sirviera ni ella ni su compañera... A mi que me cuenta, yo la hubiera dejado practicar...

Tras media hora con el plato de queso delante (empecé a mordisquear el queso y los picos como un ratón porque había hambre) y sin los platos que habíamos pedido, aparece por fin el plato de solomillo de mi partner. Del mío ni rastro...

Ante tanta hambre, mi partner empieza a comerse discretamente su solomillo y a mordisquear las patatas. Pregunté a la camarera infernal "¿le queda mucho a lo mío?" y ella me responde "sí, porque en vez de una brocheta te he pedido un churrasco pero me he dado cuenta y te están haciendo la brocheta ahora, no quieres un churrasco verdad?"... mi cara era un poema y le dije "No. Entonces me quiere decir que mi novio come solo mientras lo miro y luego como yo? o él me espera y se le enfría la comida?" ante esto la camarera cancerbera no responde sino que directamente LE QUITA EL PLATO A MI NOVIO!!!! y me dice "ya te lo devuelvo cuando esté todo, cariño". AAAAAAAAAAAAAAAAHHHHH y se va por donde ha venido. La cara de mi novio era para verla masticando en silencio sin su plato, con el tenedor y el cuchillo en mano!!!! No me reí más porque no pude, la colega se equivoca pero ella nos estaba haciendo un favor y todo.

Tras otro ratazo mordisqueando el queso y los picos aparece mi brocheta y un plato de solomillo nuevo, sin el bocado que dio antes. En estas situaciones uno no sabe si alegrarse porque te hayan repuesto el plato o temer porque le hayan dado el del bocado a otra mesa...

Sé que volveremos a ir allí porque pese a todo se come bien pero esperemos que no nos toque la camarera torpeda y su amiga la cancerbera cariñosa "que se preocupa tanto por nosotros" y por supuesto que no nos toquen filetes rebotados de otros.


Un beso a todos los profesionales que trabajan en el agotador y complicado mundo de la hostelería. A veces no sabemos valorar un buen servicio hasta que lo perdemos...

Caballa con piriñaca

2 ideas
Sin entrar en discusiones sobre si se llama piriñaca, pipirrana o picadillo, lo cierto es que esta cena es fresquita y rápida donde las haya. Por supuesto yo me quedo con el nombre de piriñaca porque así lo aprendí yo.

Se coge:
1 Tomate, 1 pimiento, 1 cebolla (con cebolleta también está muy bueno)
Aceite, vinagre y sal
1 lata de caballas en aceite de oliva. Por supuesto lo ideal es asar una caballita, pero como hay prisa y no hemos pensado en cenar horas antes y no hay ninguna gana de tener que limpiar toda la cocina por el olor de la caballa (aunque a veces compensa), nuestra fiel lata, o tarro si es que nos lo queremos permitir, de caballas siempre estará ahí para cuando la necesitemos.


La operación es sencilla: se pica el tomate, el pimiento y la cebolla todo muy pequeño pero ojo, sin usar picadora (ese es el truco) y luego se aliña. Se acompaña de unos trozos de caballa.

Esta cena es recomendable tomarla al fresquito, con una cervecita y un paquete de picos (picos ye) mmm, incluso merece la pena apagar la tele y poner musiquita.

Para los que nos podemos permitir el lujo de vivir en Cádiz, todos sabemos donde comer las caballitas con piriñaca buenas buenas y para los que no, que se acerquen por aquí y pregunten por el Tío La Tiza o el Barrio de La Palma y podrán comprobar a que sabe el verano.

jueves, junio 18

Señorita Cara de Pizza

2 ideas
Buscando un video sobre pizzas encontré esta maravilla. No me pude resistir, tenía que compartir esta canción con quién quiera que lea esto o dejarlo aquí de manera que pueda disfrutar de este nuevo himno pizzero cuando quiera.

Por supuesto esto es de los 90 y "La Cuca", que es el grupo que canta esta oda a la pizza, será superconocido por otros. Gracias al Dios todavía me quedan por descubrir muchas cosas en esta mundanal vida con las que divertirme!


Y por si alguien desea hacer régimen este verano que no dude en ver el siguiente video de Spaceball, un clásico friki de culto para mi, donde una pizza monstruosa podría comerte a ti.
Qué miedito, una se siente más segura comiendo canónigos!

Tuneando Pizzas

0 ideas
Una opción que nunca falla para una cena es la de la pizza de Casa Tarradellas o cualquier prima suya de marca blanca (véase la pizza de Hipercor). El único inconveniente es que la pizza de Casa Taradellas no evoluciona al ritmo de sus cenadores que necesitamos algo más sobre esa base precocinada. Es por ello que recomiendo encarecidamente que las personas, humanas o no, contribuyan al proceso de evolución de esta famélica pizza.

Bien, para empezar hay volver a cubrir con queso los grandes espacios que va dejando por aquí y por allá. Luego contribuir con ingredientes que encontremos en la nevera: cebolla, atún, jamón cocido (aunque la pizza ya lo traiga le ponemos más), champiñones, pimientos, aceitunas, chorizo, cachitos de piña de la lata de piña en conserva que nos hizo compañía desde la infancia en la despensa...
Y por último y lo más importante para que esto tenga sentido: ORÉGANO!!!!

Otras opciones:
La pizza de atún con bacon me lleva al punto de la indecisión: la dejo poco tiempo y me la como crudita como un reloj de Dalí o me la como crujiente y seca como la suela que se intentaba merendar cenar Chaplin... Queridos amiguitos por fin la solución, se acabaron pizzas tiesas! el truco es un chorrito de aceite de oliva con ORÉGANO y al horno sus 8 - 9 minutos.

Otra gran opción, más sofisticada por supuesto, es echarle el pisto manchego que te sobró y que tienes guardado en una fiambrera en la nevera. UUUU que bueno... sobre todo en la pizza de jamón.

Malas compañías:
La opción de añadir huevo crudo es peligrosa y hay que saber manejarse en esta situación. Lo mejor es dejar que la pizza tome consistencia unos minutos y luego añadir el huevo, de lo cntrario la pizza se empapa y puede caer por la rejilla del horno (si usamos bandeja de horno no pasa nada). También se puede optar por hacer el huevo en una sartén antiadherente durante unos segundos y luego colocar en la pizza para que se termine de hacer en el horno porque normalmente tarda más en hacerse que la pizza.

Seguiré experimentando con berenjenas y tomates frescos y pizzas...

miércoles, junio 17

Ensalada de Canónigos y el Chico de Oro

0 ideas
El otro día fui a cenar al Zapata, en la calle Cardenal Zapata de Cádiz. Han cerrado el anterior local donde estaban en la Plaza de Candelaria y se han trasladado a un local más grande con mesas además de su incombustible barra.

Aficionada cual grillo a todo tipo de ensaladitas y dado que mi partner no quiere verde ni en pintura me dispuse a comerme un platazo de canónigos. Dejo aquí la idea de cómo va la ensalada, recomendando por supuesto acudir al restaurante, pero como "to el mundo no puede se de Cadi" lo comparto por escrito.

Canónigos (esa "plantita" tan mona y sofisticada que no sabe a nada y que se comía el Chico de Oro de hojita en hojita en la película de Eddie Murphy para mantenerse purificado)
Manzana
Tomate Sherry
Nueces
Aliño de toda la vida y Sésamo

Lo del sésamo en un principio no me convencía mucho pero al probarlo me di cuenta de que genera una adicción terrible, no podía dejar de pinchar cachitos. Mmmm lo mejor de la ensalada, cuando quedan mijitas de queso y manzana para rebuscar.

Por cierto qué cosas acabas haciendo cuando te alimentas sólo de canónigos!
(Esta historia funciona si quieres que tu partner acabe probando un par de hojitas de canónigos para variar y deje su obsesión por comerse sólo las nueces)

viernes, junio 5

Ensalada tibia de queso y manzana

0 ideas
Cuando la cocina pesada te agota, cuando con sólo pensar en bocata de perrito se te quitan las ganas de cenar, cuando ves un filete y no te hace la más mínima ilusión, es que ha llegado el momento de comer una ensalada. 

Esta idea es muy sencilla y además sales de la típica ensalada de diario. 

Necesitas: 
  • Paquete de lechuga troceada para ir más rápidito (o una lechuga de verdad)
  • 1 cebolleta o 1/2 cebolla
  • 1/2 manzana o unas 2 rodajas de piña en su jugo
  • 1 loncha de queso semicurado
  • azúcar, sal, aceite y vinagre de manzana(para caramelizar cebolla)
Vamos allá:

En un plato llano repartimos un puñado de lechuga aliñamos con un poco de aceite y sal. Caramelizamos la cebolla cortada en trozos pequeños pero cuando la estamos pochando añadir la manzana también troceada. Una vez listo echar por encima de la lechuga en el centro del plato para seguidamente tapar con la loncha de queso antes de que se vaya el calor para que se derrita. Servir tibia. 
Si queremos podemos echarle un poco de vinagre, pero ojo que la cebolla ya llevaba. Las cantidades se pueden aumentar y añadir 2 lonchas de queso. 

Mi madre cocina mejor

1 ideas
En fin, Alberto Montt y sus grandes verdades culinarias, como la vida misma!

miércoles, junio 3

Secar tomates

0 ideas
Estos días he querido colgar en el blog una receta exquisita de una ensalada que siempre me pido cuando voy a cenar a un restaurante de por aquí. Pero claro, me siento "obligada" a hacerla antes en casa para explicar como va. 

El problema es que uno de los ingredientes es tomate seco y no los encuentro por mi barrio, así que mirando por la Web he visto que secar un tomate es bastante "sencillo" pero que para secarlo se necesitan 4 o 5 días con sol y temperaturas altas, en fin el típico día en el que un tomate se puede secar y no pudrirse del aburrimiento en el intento. Y aquí estoy todos los días esperando que abra un nublado que cubre la ciudad, porque aunque hace un calor pegajoso, no hay ni un rayito de sol y menos 4 días seguidos...
La otra opción es meterlos a 100º durante 6 -9 horas en el horno, pero me parece temerario para mi factura de la luz pudiendo hacerlos ecológicos. 

En fin ya veremos como acaba el experimento... Lo más gracioso es que una vez que los secas hay que hidratarlos con agua o aceite. Paradójico pero necesario. 

lunes, junio 1

Tortilla de patatas fritas de paquete

2 ideas
Bien, una vez que sabemos cómo se hacen las patatas chips es momento de hacer algo con ellas. Podemos empezar escogiendo una buena patata frita en aceite de oliva. Yo me declaro abiertamente fan de las patatas del Cortijo del Olivar que se hacen en Arcos de la Frontera (Cádiz). Están buenas de verdad, tienen diferentes variedades y por supuesto están fritas en aceite de oliva. 

Tortilla de papas fritas de paquete

Esta receta me la propuso mi abuela la semana pasada, ella la lleva haciendo de toda la vida, como muchos otras personas, desde que conoce las patatas de paquete, pero buscando por Internet descubrí que Ferrán Adriá se atribuye su autoría (está claro que aquí el que no corre vuela!). 
Para no meterme en líos de derechos de autor explicaré cómo la hace mi abuela que es cosa sencilla. 

Necesitas:
  • Un puñado de patatas fritas de paquete. De las de sabor normal con sal. 
  • 3 huevos
  • Aceite y sal (opcional)
Vamos allá:

Esto es bien fácil, dos huevos para las patatas y otro para la tortilla. Se estrujan las patatas (sin saña) que queden a cachitos pero no muy pequeños que si no va a quedar puré, se vierten en los huevos batidos para que vayan esponjando (si se quedaran secas echarle otro huevo). Dejar reposar unos minutos. Agregar el otro huevo batido y remover con cuidado de no moler las patatas, si se quiere agregar un poco de sal pero OJO las patatas ya traían sal. Ponemos un chorrito de aceite en una sartén chiquita y cuando coja calor echamos el invento a fuego lento. Al ser una tortilla pequeña no hace falta darle la vuelta en plan campeonato de giro de tortilla, con doblarla por la mitad como un abanico es suficiente. Aplastar con la espumadera si no queremos que quede poco hecha. Volver por ambas caras para que quede homogénea. 
Podemos utilizar más patatas y más huevos e ir jugando con las cantidades en función de los comensales o el hambre que se traiga!

Sobre tortillas y el arte de darles la vuelta hay mil páginas en Internet que recomiendo que visitéis porque hay autenticas maravillas dedicadas al huevo y la patata. Cada uno tiene una forma diferente y un toque personal.

Patatas Chip de Paquete

0 ideas
Navegando por la red encontré este vídeo que explica cómo se hacen las patatas fritas desde que están acabadas de coger hasta que las meten en las bolsas. Muy interesante conocer lo que comemos y cómo lo hacen...



No es lo mismo

3 ideas
Me comenta mi amada amiga Lorena, feliz nueva residente de Nerpio, ¡saludos para Nerpio y su gente desde el salón de mi domicilio gaditano!, que aunque use los mismos ingredientes que su madre, la comida no le sabe igual. Qué gran verdad esta.

Paseando por blogs de cocina y viendo unas fotos que dan ganas de pegarle un bocado al monitor, recopilo recetas de platos fabulosos pero siempre me queda la duda de si me quedará tan bueno como a su autor o si lo mismo queda diferente pero sabe bien. Ni modo de saberlo. Pero no importa. Cada uno hace las recetas suyas porque en el saber-hacer de cada uno está el secreto. Sin lugar a dudas patatas, sal, aceite y huevo son los ingredientes de la tortilla pero la que hace mi madre no tiene competencia, al igual que la de mi suegra que tiene un premio a la mejor tortilla de patatas del barrio. ¿Dónde está la diferencia, cuál es el truco? Por supuesto el truco está en lo que no vemos, en lo no escrito.

En clase de Económicas nos explicaban el Know-How o "Saber-Como" con una especie de parábola, no se si real o no, en la en un hotel de lujo en Tokio intentaron cuidar hasta el más mínimo de detalle y por ello llamaron al mejor panadero conocido para que les explicara cómo hacer el mejor pan para sus clientes a lo que el panadero respondió amablemente: pan, agua, levadura y sal en tales proporciones, amasando, dejando reposar y al horno a tal temperatura y tantos minutos. Cuando el cocinero del hotel sacó del horno la primera barra de pan aquello no sabía a aquel exquisito pan que esperaban. ¿Cómo puede ser posible? ¡Hemos seguido las instrucciones al pie de la letra! dijeron. Semanas más tarde el cocinero del hotel acudió a ver al panadero trabajar en la panadería y se dio cuenta de que el truco estaba en una serie de vueltas que le daba al amasarlo y que hacían que la masa se oxigenase mejor. El panadero hacía esos movimientos de toda la vida y ni siquiera se le ocurrió comentarlos porque era parte de su rutina, pero eso era lo que hacía que su pan supiese de manera diferente.

Después de esto uno se analiza y piensa en todas esas pequeñas cosas que hacemos cocinando y que le dan un toque especial e inigualable. Incluso si solo hacemos un plato en contadas ocasiones no sabrá igual una vez que otra aunque sean los mismos ingredientes. Sin contar claro con que no es lo mismo una exquisita patata gallega que una exquisita patata de Sanlúcar (Cádiz) por lo que es cuasi imposible que sepa a lo mismo una que otra aunque las dos estén para desmayarse.

A veces se produce la magia, como es mi caso con las lentejas de mi abuela, la receta y el know-how han pasado de sus manos a las mías sin pasar por las de mi madre, algo insólito! yo creo que se transmitió la receta de chiquitita, de tanto comerlas la memoria de mi paladar sabe perfectamente cómo deben saber unas buenas lentejas y me salen calcaitas.


Me despido con un saludo a todas las madres y abuelas, sé que siempre habrá hij@s y niet@s que las consideren sus guisos como los mejores del mundo mundial!.