sábado, enero 16

Papas en alcauciles, sin alcauciles pero con huevos

Esta receta la hace mi abuela de toda la vida y a mi lo de los alcauciles o alcachofa, nunca me hizo mucha gracia. Así que prefiero otras versiones en las que el alcaucil pasa a la historia. Supongo que mi abuela me los hacía así porque siempre me estaba quitando los alcauciles a la hora de servirme y sólo me ponía las patatas. O eso pensaba yo...

Documentándome un poco, para saber si por la web había algo más respecto a esta receta, descubrí que realmente la receta original tampoco los llevaba. Según cuenta Pepe Monforte, del grupo gastronómico gaditano, las papas iban solas desde un principio ya que los alcauciles estaban desaparecidos:

La papa es una de las grandes protagonistas de la cocina de la Posguerra. Otro plato que puede definir perfectamente como era la situación en la Posguerra es otro plato papero: las papas en alcauciles. Observen el uso de la preposición. No se utiliza el con sino el en. No se trata de ninguna virguería lingüística, ni ningún mal uso del lenguaje. Se trata únicamente de que los alcauciles solo aparecían en el nombre, luego en el plato, igual que las armas de destrucción masiva de Irak: tiriri, tiriri, un macpollo pa ti. El plato de papas estaba hecho como unas patatas con alcachofas, pero como no había alcachofas las papas se aliñaban como si fueran para ese guiso, pero nada más.


Mi abuela, por supuesto los comería sin alcauciles en su época, pero en la actualidad los hace con ellos y sin ellos cuando la mujer no tiene o no quiere. Así que resuelto el tema me dispongo a dejar por aquí la recetilla, con título contradictorio, de las papas "sin", porque la verdad es que la receta con alcauciles ahora mismo no la tengo en mi poder y creo que la elaboración no es ni mucho menos rápida y ya sabéis que cuando llega la hora de la cena... que se salve el que pueda! Tengo espíritu de posguerra...

A buscar qué echarle (esto lo tienes seguro):

Una patata grandecita por persona (si son chicas dos...)
Awita
Aceite
Ajo y perejil
Sal y pimienta
Hoja de laurel
HUEVOS!!!

Pelar la patata y cortarla a rodajas de "un dedo" de grosor. Se echan en una olla y se añade sal, pimienta, perejil y dos ajos picados picados, unas ocho cucharadas de aceite, la hoja de laurel. Se cubre todo con agua y se pone a fuego hasta que la patata esté blanda. Una vez que estén listas se añade un huevo por persona (para no pelearse) y se tapa para que el huevo se cuaje lo justo para que quede hecho pero se pueda mojar pan que es fundamental.

Servir con pan para mojar y disfrutar de lo calentito que está. Por supuesto es ideal para huir de tanta patata frita que hay en este mundo, a la que tampoco hago ascos pero reconozco que llega un momento que me satura.

Por cierto que ya estamos en carnaval. Por aquí dejo un vídeo del carnaval gaditano de pos-posguerra o fiestas típicas.




6 ideas:

Ladelmedio dijo...

Qué plato tan aparente!! Si te digo la verdad, para cenar me parece un plato un poco fuerte (soy de cena pamplinosa). Tiene una pinta estupenda (con o sin alcauciles). Gracias por la sugerencia.

Alfonso dijo...

Gran receta!! Y si encima vamos recuperando las recetas de los nuestros mucho mejor. En ellas está el que no pasen con el tiempo. Felicidades por tu web, me encanta el diseño y sus contenidos. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Qué Buenas que estaban, receta redondísma, pero estirese en los comentarios que llevo un año de ayuno.

Gracias

Anónimo dijo...

Buen blog. Nunca había oído llamar alcaucil a la alcachofa, pero según la RAE el plural es "alcaucís o alcaucíes". ¡Saludos!

Jorge Ramiro dijo...

Cuando yo era pibe, mi papá comí alcauciles todo el tiempo. Mojados en un poco de limón. Yo comía también las hojas del alcaucil, eso me parecía rico, lo que no me gustaba era el tronco. Pero veo que hay algunos restaurantes en buenos aires que son vegetarianos que cocinan bastante con el alcaucil. Lo usan de base para un montón de comidas. Está bastante bueno, es una verdura versatil.

carreterae50 dijo...

Me parto. No había encontrado un blog de cocina que sepa contar las cosas de forma tan divertida, y sin endiosamiento :)
Soy gaditano pero vivo en R. Checa. Y aquí no hay ni alcauciles ni alcachofas frescas. Así que llevo no sé los años obligando a mi madre a hacerlos cuando me dejo caer por allí. Nunca se me había ocurrido hacer las papas CON alcauciles, EN alcauciles :-)
¡Si te digo que me has salvado la vida! Y a mi madre, que podrá hacer variar el menú cuando me digno aparecer por allí.
Saludos desde Brno.