sábado, diciembre 12

Tuneado de Puchero II El retorno: Croquetas

Y heme aquí, la defensora de la croqueta (por esta zona denominadas cocletas) congelada colgando un post de cocletas de puchero!!!
Pero la vida va cambiando y cual homo sapiens voy evolucionando, y no me queda otra que colgar una receta de cocletas en un especial de tuneados del puchero.

Se de buena tinta que muchos de los que leéis este blog tenéis vuestra propia receta heredada pero como estamos por aquí para dar ideas de cena más que para aprender, aquí la dejo. Seguro que hay alguien que todavía ignora esta maravilla de la ciencia moderna.
(foto de posible disfraz de mujer croqueta para verdaderas amantes de la especie)

Partimos de la base de los avíos del puchero del anterior post con una receta de mi señor tío Mariano que es un artista en la cocina y que espero que me pase más recetilla porque es un Balzac encubierto.

Cocletas del Tío Mariano

Buscar antes de empezar:
Olla
1/2 Cebolla
Avíos del puchero + zanahoria del puchero
Hierbabuena
3 cucharadas de harina
1 vaso de leche
1 huevo
pan rallado
Aceite y sal

Vamos a ello:
Cortar la cebolla muy picada y sofreír en la ollita con aceite a fuego lento, añadir la zanahoria del puchero picadita también. Cuando la cebolla esté transparente agregar los avíos del puchero desmenuzaditos con un poquito de hierbabuena. Cuando ya esté todo rehogado, que no frito, se le añade la harina, la leche y se rectifica de sal, también podemos utilizar avecrem y se remueve constantemente hasta que quede cremoso, homogéneo y que se despegue de los bordes de la olla.
La mezcla se pasa a un molde cuadrado y se deja enfriar de manera que sea más fácil manipular. Una vez frío se cortan rectángulos del tamaño al que estemos acostumbrados, se rebozan en huevo y se la añade pan rallado. Una vez que tengamos nuestras preciosas cocletitas las freímos en abundante aceite caliente y una vez fritas se dejan reposar en papel absorbente.

Mi tío dice que a el le encanta comerlas frías, que así están más buenas, pero yo considero que eso es un error, que calientes están sublimes y que no debe quedar una tras freír. También se pueden dejar empanadas y metidas en un tapper en el congelador y tendremos nuestras croquetas congeladas caseras para esos momentos de debilidad mental en los que no se tienen ganas de na.

Ya se que es redundante pero todo debe ir picado y en cantidad en función de la sorpresa que queramos dar. Es decir: mi amada suegra, a la cual saludo desde aquí, hace croquetas que yo las enviaba a la ONU para quitar el hambre de los pueblos pobres de pedí. Hace una masa mínima con un extra de carne, es decir que son una balas contundentes. Están muy buenas pero yo personalmente con una que me coma ya estoy alimentada para varios días.
Maheso o la Cocinera hacen croquetas sorpresa porque encontrarse un tropezón de jamón es algo que llena de alegría cuando las comes.

La Cocleta en Cádiz

Desde tiempos inmemoriales los freidores han existido en Cádiz llevados por familias gallegas que se instalaron por aquí. Llegó un momento en el existieron 20 freidores en la capital.
Aunque en un principio sólo freían pescado, con el tiempo incorporaron la croqueta de bacalao que se hizo un imprescindible en todo papelón de pescaito frito. (saber +)
Es aquí donde aparecen términos del vocabulario popular que son los que diferencian a un autóctono de uno que no lo es. Entre otros muchas palabrejas se encuentran:

Cocleta (en lugar de croqueta)
Papelón de pescaito (cucurucho de papel con pescado frito)
Picos Yeye (marca de mini-picos gaditana)
Adobo (Cazón adobado)
Mijitas (Trocitos de frito que quedan en el papelón o en el mostrador del freidor)
Chocos (Clamares fritos)

Por último, la cocleta brilla con todo su esplendor en todo tipo de saraos públicos y privados. Todo tipo de actos que usen el aperitivo como reclamo, tienen la garantía de éxito y muchos de los asistentes que se dejan ver asiduamente por los eventos de la zona lo hace con el único objetivo de disfrutar de dicho aperitivo (conocido comúnmente como cocleta) y hay hasta quién tiene arte para colarse y disfrutar de un oasis gastronómico gratuito en plena ciudad. Se ha dado un paso más y muchos ya no hablan de acto institucional con aperitivo, sino directamente, de "cocleta institucional".

Obviamente, la cocleta que se sirve en este tipo de actos es congelada, y a veces ni siquiera la ponen, pero yo no me puedo resistir a ella en ningún caso por lo que quedan todos invitados al cocreteo (digan que van de mi parte y pasen sin llamar).

4 ideas:

Gratis total dijo...

adoro los cartuchos de pescaito de cádiz, los mejores los de la plaza de las flores!!

Lola dijo...

Jajajaja te has salido con esta entrada! y la foto de perfil...muy favorecedora!! jajajJ las cocletas son estupendas! el formato bolita me encanta. Que aproveche la cena! besos

Qué Ceno Hoy! dijo...

Raquel, veo que sabes elegir! Aunque en estos días las Flores han cerrado porque están de reforma, pero en unas semanas ya están de nuevo despachando. Te mantendré informada.

Lola, la foto del perfil refleja la carita de desnutrida que se me queda a eso de las 22.00 horas cuando no se me ocurre nada que cenar y se me terminaron las cocletas. El formato bolita no esta nada mal, en plan albondiquinas de bechamel.

Besis

Tío Mariano dijo...

Soy tu tío el de las cocletas y frías están buenas. Ahora te queda aprender la bechamel de maizena.
Besitos