viernes, julio 17

Desearlo no fue suficiente

Historias de la vida cotidiana...
Hace unos días en mi empeño por crear la hamburguesa perfecta encontré una página en la que se describía la receta de una hamburguesa a la americana y como hoy tenía carne picada en casa pensé: este es momentazo para hacer el experimento.

1 cucharadita de aceite
500 gr. de carne picada
1/2 cebolla triturada1 huevo
2 cucharaditas de ketpchup
100 gr. de lechuga
50 gr. de mantequilla1 cucharada de pan rallado4 panes para hamburguesas
50 gr. de pepinillos en vinagre
1/2 cucharadita de salsa perry
1 tomate para ensalada

En un bol se mezcla bien la
carne picada con la cebolla, la salsa perry, el ketpchup, el pan
rallado, el huevo y el aceite y se deja reposar un cuarto de hora.
Se forman las hamburguesas y se asan en una sartén untada con la mantequilla.
Se tuesta un poco el pan y se presenta el plato de tal forma que cada comensal lo aliñe a
su gusto.
Se presenta en una fuente el tomate cortado en rodajas junto
a la lechuga cortada en juliana no muy fina y los pepinillos, a un lado se disponen las hamburguesas
recién hechas y los panes ligeramente tostados.
Se acompaña con mostaza y salsa ketpchup.
El acompañamiento de las hamburguesas puede variar según los gustos.

Cual "cocinero fiel" pillé la receta y me puse manos a la obra: carne picada, con la cebolla, el huevo, bla, bla, bla... 15 minutos viendo Lost en mi tele de la cocina esperando que aquello cuajara o se convirtiera en una cosa exquisita tras pasar por un ritual cuasi-mágico... sartén con mantequilla (había que hacerlo, lo ponía la receta!) pongo la bola de carne para estrujarla y darle la forma exacta que yo tenía en mi mente... y al final lo que obtengo es otra cosa completamente diferente a mi plan. Una sartén llena de carne picada a trozos y churruscada.

Tranki, me dije, si lo deseo con todo mi corazón esto todavía puede coger forma, lo voy a estrujar un poco a ver si se compacta. Y no. No lo hizo. La *œ€ ¶ƒ§π* hamburguesa se quedó reducida un ƒ¥ƒæƒ§¶ø ƒ ! montón de carne picada que rodaba por la sartén. Todavía no estaba todo perdido así que reuní toda la carne en el centro, le puse el medio panecillo encima y le di la vuelta como una tortilla y ahí se quedó toda la carne recogida dentro del trozo de bollo. Nueva receta: bollito de carne picada. Quien no se consuela es porque no quiere, oiga.

Estas experiencias para-anormales me llevan a pensar que debería haber algún sitio donde la gente compartiera sus desastres culinarios. Me paseo por algunos blogs de recetas y me quedo verdaderamente asombrada con las cosas que hace la gente, hay autenticas máquinas de la repostería que hacen unas tartas preciosas (el sabor lo desconozco obviamente, aunque su aspecto dice mucho a su favor), y otras hacen carnes, pescados y guisos perfectos con unas fotos maravillosas. Pero, qué hay de los bizcochos que no suben, de la carne cruda por dentro y quemada por fuera, del hojaldre inflado por haberse olvidado la parte de "pinche la base con un tenedor"?

Todas las primeras veces no son perfectas y aunque todavía existamos humanos que pensemos que el truco que te enseñan en Disney Channel de "si lo deseas con todo tu corazón ocurrirá" puede funcionarte en algún momento, creo que se hace necesario un espacio a modo de cámara de los horrores culinarios. Todavía no sé donde pudo estar el error de mi receta, ya probaré otro día y saldrá mejor, esto no me desanima, pero es parte de mi recetario personal de cenas y por eso quería compartirlo.

Lo de desearlo con el corazón le ha funcionado a
Mikey, nada más hay que ver que le salen orejas a sus hamburguesas, hamburguesas de ratón, a ver porqué a mi no me van a quedar igual! No digo yo con mi perfil porque no tengo una mente tan retorcida como la de Disney pero algo más compactas sería posible. O eso o he creado la primera hamburguesa que se come con cuchara con todo el sabor de una hamburguesa normal.



Supongo que en Disney todos tienen un mal día con las hamburguesas, nada más que hay que verle la carita a Blancanieves antes de pegarle un bocado a la niña. En tiempos de crisis hasta a las princesas les toca arrimar el hombro y lo de desear vivir del cuento con todo su corazón a esta chica no le funcionó del todo.

5 ideas:

mayi dijo...

No te preocupes!! si yo te contará todo lo que he tiraó por que era un desastre.....
aparte de todo lo que se me cae, por que soy mu torpe....
nada, el caso es que hay que ser cabezona y seguir intentadolo! ;)
Bsitos

Rafa dijo...

Me ha encantado tu entrada!!!

La verdad es que todos hemos sufrido un desastre culinario alguna que otra vez. A mi me ha pasado (y me pasa) con los crepes. Los muy cab.... saben como arruinarme una deseada merienda... Al final acabo con un gurruño que le pongo chocolate por encima y me lo como porque tengo mucha hambre pero nada mas lejos de esos rollitos finos que preparan en cualquier feria medieval que se precie.

Por cierto... te importa que añada tu blog entre los links de mi blog?.... me ha parecido muy bueno todo lo que he estado leyendo.

Un saludete

Qué Ceno Hoy! dijo...

No nos rendiremos!!!! a por ellos que son pocos y cobardes!!!! mientras todo lo que lleve sea bueno el resultado no debe ser malo (es decir, no debe matar aunque seguramente nos haga más fuertes).

Qué Ceno Hoy! dijo...

Rafa, gracias por tu comentario y linkea lo que quieras! A veces el San Pancracio que tengo en mi cocina me ilumina para que escriba algo ingenioso. Salud!

anta dijo...

Acabo de encontrar tu blog y creo que tienes mucha razón en esto de los desastres culinarios. Yo también lo he pensado, pero "aún" no me he atrevido. Quizá algún día me anime a poner las fotos de los desastres que tengo archivadas.
Todo el mundo tiene alguno, aunque no lo diga.
Me gusta cómo cuentas las cosas, así que te visitaré a menudo,quizá para resolver las dudas de las cenas.
Esperanza.